null Itineario - Castro de Troña

Castro de Troña

Duración aproximada: 45 minutos

1. El foso

El sistema defensivo de este castro está formado por dos murallas pétreas, de entre 2 y 4 metros de altura, que delimitan claramente dos recintos: uno situado en la croa o acrópolis del castro, muy alterada por la explanación artificial, y otro más bajo que engloba parte del perímetro del anterior. Hacia el este, la muralla se ve reforzada por un gran foso excavado en la roca de 18 metros de altura y 10 metros de ancho, por donde discurre en paralelo el camino de acceso, y dos parapetos de pequeñas dimensiones formados a base de piedras y tierra.


 

2. Sector sur

En este sector se localiza el área artesanal del poblado. Aquí se documentan varias cabañas de planta circular en las que aparecieron indicios del trabajo del metal por los habitantes de este castro. En una de ellas se encontraron numerosos restos de fundición de hierro, unas tenazas de herrero y crisoles de fundición. También se documentó el trabajo del oro con la aparición, bajo el enlosado de una cabaña del I a.n.e, de los restos de una torta o lingote de oro y un fragmento de la varilla de un torque de oro. Es el único de los castros de la provincia de Pontevedra donde se ha documentado, hasta ahora, el trabajo de orfebrería de oro. En este sector también se localiza una estructura rectangular, empleada posiblemente para el almacenaje de cereales.


 

3. Capilla del Dulce Nombre de Jesús

En lo alto de la acrópolis se emplaza la capilla construida en el siglo XVIII dedicada al Dulce Nombre de Jesús. Se trata de una capilla de estilo barroco y planta rectangular de una sola nave con bóveda de cañón. En las proximidades de la capilla se localiza un anexo empleado para que pernoctasen las personas que acudían en romería el tercer domingo de enero y el 6 de agosto por el camino que conduce desde Pías a la capilla. En la parte delantera de la capilla hay un mirador con vistas a todo el valle del Tea, lo que nos da una idea del control del territorio que se podría ejercer desde el castro.


 

4. La «Pedra da Serpe»

Se localiza en el primer sector excavado del castro a principios del siglo XX, en un afloramiento granítico de la parte alta del poblado. Se trata de un grabado serpentiforme, en posición vertical y orientación este. En la parte superior de la roca hay un surco o canal horizontal que desemboca en el grabado. Su ubicación en la parte alta del castro y el motivo del grabado (un símbolo mitológico de la salud, la regeneración o la vida eterna para diferentes pueblos antiguos) lleva a interpretarla como un posible altar de sacrificios relacionado con rituales o ceremonias de ofiolatría o culto a la serpiente que los galaicos asimilan y reinterpretan.


 



 

5. Murallas y torreón

El poblado estaba protegido por dos murallas. Una primera línea de muralla, que se localiza en la acrópolis del castro, y una segunda, que se construye como consecuencia del crecimiento del poblado y que se localiza en la ladera norte. Por el lado este de la primera línea de murallas, muy próximo a la piedra con el grabado de la serpiente, se documentaron los restos de un torreón asociado a esta muralla que completaría el sistema de vigilancia, control y protección del poblado.


 

¡Lo que no te puedes perder!

Castelo de Sobroso (Mondariz)

La fortaleza medieval de Sobroso se levanta sobre un promontorio rocoso en la ladera del monte Landín. Sus muros han sido testigo de numerosas batallas, intrigas y luchas de poder entre familias nobles y ha sido lugar de paso de reyes, reinas, trovadores, peregrinos o caminantes. Alberga entre sus paredes historias, secretos y leyendas que su musealización pone al descubierto para darnos a conocer la historia del castillo y sus habitantes.

Enlace web

Mondariz-Balneario (Mondariz-Balneario)

Este ayuntamiento, el más pequeño de España, concentra múltiples maravillas patrimoniales, históricas y naturales. El balneario, referente termal en Europa desde finales del XIX, nos ofrece aguas terapéuticas y mineromedicinales. En su entorno encontramos lugares para perderse, pasear y desconectar, como las ruinas del jardín del antiguo Gran Hotel, la fuente de A Gándara, la fuente de Troncoso o los paseos por el río Tea.

Enlace web

Museo Municipal de Ponteareas (Ponteareas)

Este museo, situado en una antigua fábrica de curtidos, nos permite conocer la historia de Ponteareas y su comarca. Aquí están expuestos algunos de los materiales arqueológicos del castro de Troña (Ponteareas) o algunos los bronces romanos recuperados en el Coto de Altamira o Taboexa (As Neves), junto con otros materiales procedentes de yacimientos de la comarca. También hay una sección dedicada a la fiesta del Corpus Christi y sus alfombras florales, una de las señas de identidad de la villa. Y, un último apartado en el que se presentan personajes nacidos aquí y que destacaron en diferentes ámbitos de la vida política, social y cultural.

Enlace web

Monte de A Picaraña ()

En el Alto da Picaraña disponemos de un mirador desde donde se divisa una vista panorámica de la comarca de O Condado y el Castelo de Sobroso. Es este un lugar de devoción desde tiempos remotos donde se celebran grandes romerías. Un espacio cargado de cierta magia y misticismo. La leyenda cuenta que aquí estuvo ubicada la fortaleza que mandó construir Pedro Madruga para vigilar el castillo de Sobroso.

Enlace web

Senda del río Tea ()

Senda fluvial de más de 17 km que discurre paralela al río Tea. A lo largo de todo el recorrido se puede disfrutar del ecosistema del LIC Río Tea, así como del patrimonio cultural, playas fluviales y áreas recreativas.

Enlace web